lunes, 24 de enero de 2022

饾棖饾棦饾棤饾棞饾棫饾棙 饾棙饾棪饾棫饾棓饾棫饾棓饾棢 饾棗饾棙 饾棢饾棓 饾棛饾棙饾棗饾棙饾棩饾棓饾棖饾棞饾棦饾棥 饾棪饾棞饾棥饾棗饾棞饾棖饾棓饾棢 饾棤饾棬饾棥饾棗饾棞饾棓饾棢 饾棓 饾棫饾棦饾棗饾棓 饾棢饾棓 饾棖饾棢饾棓饾棪饾棙 饾棫饾棩饾棓饾棔饾棓饾棟饾棓饾棗饾棦饾棩饾棓 饾棗饾棙饾棢 饾棙饾棪饾棫饾棓饾棗饾棦 饾棙饾棪饾棧饾棓脩饾棦饾棢

 El Comit茅 Estatal en Espa帽a de la Federaci贸n Sindical Mundial, del que el sindicato C.T.A. forma parte, quiere llevar al debate y la reflexi贸n a todos los centros de trabajo del Estado Espa帽ol

sobre la contrarreforma laboral que, de nuevo, se ha concertado en contra de los trabajadores y trabajadoras en el Estado Espa帽ol.
Hay que dejar claro que no se trata de una derogaci贸n de la norma anterior, muy por el contrario, se ha ratificado esa norma e, incluso, se ha profundizado en algunos aspectos negativos.
El despido improcedente, que en la Ley de Relaciones Laborales del a帽o 1977 era de 60 d铆as por a帽o sin tope y la elecci贸n de indemnizaci贸n o readmisi贸n era del trabajador, as铆 como los
salarios de tramitaci贸n, con la contrarreforma del Gobierno Rajoy se redujo a 33 d铆as por a帽o con un m谩ximo de 24 mensualidades, la readmisi贸n o el despido a elecci贸n del empresario y sin salarios de tramitaci贸n. Eso no se ha derogado. Y por lo tanto, seguimos igual.
Se mantiene el despido objetivo sin causa, es decir, sin p茅rdidas, simplemente porque se prevea que van a disminuir las ventas o la producci贸n, sin que tengan que existir p茅rdidas. El despido objetivo se indemniza con 20 d铆as por a帽o con un m谩ximo de 12 mensualidades.
Se consagra la absoluta autoridad del empresario que puede aprobar despidos colectivos o ERTES, es decir, suspensiones colectivas, sin que en la decisi贸n final puedan influir ni los
representantes de los trabajadores, ni la autoridad laboral.
En cuanto a la contrataci贸n, se perjudica la norma de los contratos de formaci贸n que pueden llegar hasta los 30 a帽os de edad y cobrando como m谩ximo el 85% de los salarios que correspondan a la jornada pactada. De esta manera se crea un estatus inferior de trabajadores en funci贸n de la edad. Los contratos por ircunstancias de la producci贸n, de 6 meses renovables por otros 6, y los contratos de sustituci贸n son los que se ponen en valor como eventuales. Y se pretende eliminar el contrato de obra y servicio, cosa que no se hace, porque la obra y servicio se une a la ejecuci贸n de las obras en las subcontratas. Y en la construcci贸n se mantiene.
Para la protecci贸n social se pone como escudo los ERTES, los cuales ya est谩n siendo utilizados por las empresas de forma perversa, poniendo a los trabajadores/as m谩s reivindicativos en el ERTE y sac谩ndolos en los fines de semana, es decir, llevando lo que ellos llaman mercado de trabajo a jornadas reales. No tienen en cuenta que en los ERTES los trabajadores/as pierden m谩s de 40 por ciento de sus retribuciones y que adem谩s tienen que pagar m谩s IRPF por tener dospagadores. De ah铆 que durante el 2020 hayan recaudado por el IRPF un punto m谩s que antes de la pandemia.
Y por 煤ltimo, desvincula la negociaci贸n colectiva de los trabajadores/as apoyando los convenios centralizados a nivel estatal, cosa que desafecta a los trabajadores/as de sus
reivindicaciones, jerarquizando la negociaci贸n colectiva. Y difumina, por no decir que hace desaparecer, la lucha de clases. Coloca a la clase trabajadora en manos de U.G.T. y CC.OO. que son los que est谩n vendiendo pacto tras pacto a los trabajadores y trabajadoras de este pa铆s.
Para preservar la norma m谩s favorable para los trabajadores y trabajadoras simplemente hab铆a que haber legislado que ser铆a de aplicaci贸n el “in dubio pro operario”, o norma m谩s beneficiosa para el trabajador.
En definitiva, esta norma es un fraude y una traici贸n a la Clase Trabajadora, realizada desde el m谩s absoluto secretismo para nosotras y nosotros ya no conocimos su contenido hasta que no se public贸 en el Bolet铆n Oficial del Estado Esta norma consagra la contrarreforma m谩s reaccionaria y lesiva que hemos sufrido la clase obrera de los pueblos del estado como fue la contrarreforma laboral de Rajoy y que est谩 hecha con el s贸lo objetivo de cumplir los mandatos de la Uni贸n Europea de implantar un capitalismo salvaje en las empresas, donde los trabajadores/as no tengan derechos y donde los empresarios hagan y deshagan sin ley que los controle.
Y como no, para que las grandes empresas consigan de esa Uni贸n Europea 147.000 millones de euros, que vamos a tener que pagar con creces las rentas del trabajo a trav茅s del Impuesto de la Renta de las Personas F铆sicas y de los impuestos exorbitados en los
art铆culos de consumo de primera necesidad.
Tan solo unos ejemplos. Telef贸nica ya ha recibido en el mes de octubre 200 millones de euros provenientes de los Fondos de Recuperaci贸n para impulsar la banda ancha en las zonas rurales. En el mes de diciembre acord贸 con CCOO y UGT la destrucci贸n de 3000 puestos de trabajo para precarizar la actividad en las contratas. O la subida de las pensiones, fijada en un 2,5% y calculada con la media aritm茅tica de los 12 煤ltimos meses hasta noviembre, cuando el I.P.C. real ha sido el 6,5%. Es decir, se han devaluado un 4%. O el precio de la energ铆a el茅ctrica que se ha multiplicado, en menos de un a帽o, por 6 veces.
La Clase Trabajadora espa帽ola tiene motivos para salir a la calle, a pesar de la pandemia, y defender sus intereses, como lo han hecho en C谩diz los trabajadores del metal, o lo hacen los pensionistas en Euskadi, o lo hace la Clase Trabajadora Francesa. Por eso ellos se jubilan a los 62 a帽os y nosotros vamos camino de los 67.
饾棢饾棓 饾棩饾棓饾棴脫饾棥 饾棳 饾棢饾棓 饾棢饾棬饾棖饾棝饾棓 饾棙饾棪 饾棢饾棦 脷饾棥饾棞饾棖饾棦 饾棨饾棬饾棙 饾棧饾棩饾棦饾棫饾棙饾棜饾棙 饾棥饾棬饾棙饾棪饾棫饾棩饾棦饾棪 饾棗饾棙饾棩饾棙饾棖饾棝饾棦饾棪.
饾棢饾棬饾棖饾棝饾棓 饾棧饾棦饾棩 饾棫饾棬饾棪 饾棗饾棙饾棩饾棙饾棖饾棝饾棦饾棪 饾棳 饾棫饾棬 饾棗饾棞饾棜饾棥饾棞饾棗饾棓饾棗 饾棖饾棦饾棤饾棦 饾棫饾棩饾棓饾棔饾棓饾棟饾棓饾棗饾棦饾棩 - 饾棫饾棩饾棓饾棔饾棓饾棟饾棓饾棗饾棦饾棩饾棓







No hay comentarios:

Publicar un comentario